RSS Facebook Twiter You Tube
     Lunes | 20.10.14
 
 
 
Bob Dylan en el Gran Rex: La esencia del arte
30/4/2012
Diego Batlle

A los 71 años, lejos de toda la banalidad, la demagogia y el efectismo que abundan en el efímero mundo de la música actual, este cantautor indispensable regaló -en el ámbito más apropiado- cuatro noches inolvidables con una síntesis pura, perfecta de rock, blues, folk, baladas y rockabilly. Una cita con la historia y con el mejor presente.

No dijo “Hola”. No dijo “Chau”. No dijo “Gracias”. No nombró a “Argentina”. En verdad, el único momento en que habló fue para presentar a su banda “de siempre”, esa que maneja con gestos casi imperceptibles. Puntual, sin escenografía, con una luces mínimas (tachos fijos arriba, algunos focos que iluminaban desde abajo), daba la sensación de ser un grupo tocando en un pub perdido en medio de una ruta menor de los Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de eso (o precisamente por eso), el show de Bob Dylan en el Gran Rex fue de los mejores que presencié en mi vida.

Al gran Bob (uno de los cantautores más influyentes y necesarios de todos los tiempos) lo había visto en estadio grande (ámbito que no lo favorece), un par de veces en estadio mediano (Obras 1991), pero nunca desde la privilegiada perspectiva de la fila 12 de un teatro como el Gran Rex. Por eso, aunque uno ha tenido el privilegio de ver en vivo a los Rolling Stones, a Neil Young, a Prince, a Nirvana, a Morrissey o a Bruce Springsteen, por nombrar a otros artistas esenciales, pocas veces disfruté de un concierto tan redondo, de esos que se aprecian tanto con el intelecto como con el corazón, que fascinan por la perfección de la interpretación y conmueven por la emoción que sus canciones transmiten.

Revisando los setlists de los tres primeros shows de Dylan en Buenos Aires, veo que sólo repitió 9 temas (básicamente, el arranque y los legendarios temas del final). Tocó 17 canciones por show para una duración total de 105 minutos y en las cuatro noches interpretó 34 temas distintos, desde lo menos conocidos hasta los clásicos de clásicos.

No voy ahondar en el análisis musical, pero -como bien escribió Diego Lerer en nuestro blog Micropsia- Dylan nunca hace el mismo show, pero tampoco interpreta de la misma manera un tema: los desarma y los deconstruye, los improvisa y, al mismo tiempo, logra que luzcan impecables. Ni siquiera canta los estribillos de Ballad Of A Thin Man, Like A Rolling Stone, All Along The Watchtower o Blowin' In The Wind como en las grabaciones originales, casi como negando que puedan ser coreados por el público.

Toca un poco la guitarra al comienzo, aporrea algo más sus desgastados teclados (¡ese viejo sonido Hammond!), pero lo mejor es cuando se para sonriente frente al micrófono y extiende sus brazos. Allí aparece, en toda su dimensión, ese look de trovador con sombrero y armónica en mano. Su figura chaplinesca, de gnomo, contrastan con esa voz gastada, ajada por 50 años de carrera, pero al mismo tiempo inmune al paso del tiempo. Un tono gutural que lo emparienta con Lou Reed, con Tom Waits o con el Polaco Goyeneche, pero que es inconfundiblemente dylaniano.

En su “gira interminable” (el Never Ending Tour), Bob viene tocando desde hace años, sin pausa, varias veces por semana, en teatros esparcidos por todo el planeta. En un universo dominado por artistas efímeros, caprichosos, efectistas, demagogos (de esos que aparecen con la camiseta argentina y nos repiten que somos el mejor público del mundo), la presencia de un Bob Dylan con traje demodé, con sus 71 pirulos pero en excelente forma y en el mejor ámbito posible, viene a poner las cosas en su lugar. Lejos de todo lo superfluo, lo banal, lo descartable que abunda en el mundo del show business, nos regaló a los porteños cuatro noches en las que esa síntesis entre el rock, el blues, el folk, el rockabilly y la balada desgarradora afloró con la máxima pureza. La esencia del arte. 

Como “yapa”, les dejo los setlists de los shows:

Concierto del jueves 26/4:

1. Leopard-Skin Pill-Box Hat
2. It Ain't Me, Babe
3. Things Have Changed
4. Tangled Up In Blue
5. Beyond Here Lies Nothin'
6. Tryin' To Get To Heaven
7. High Water (For Charley Patton)
8. Spirit On The Water
9. The Levee's Gonna Break
10. A Hard Rain's A-Gonna Fall
11. Highway 61 Revisited
12. Love Sick
13. Thunder On The Mountain
14. Ballad Of A Thin Man
15. Like A Rolling Stone
16. All Along The Watchtower
17. Blowin' In The Wind

Concierto del viernes 27/4:

1. Leopard-Skin Pill-Box Hat
2. Girl From The North Country
3. Beyond Here Lies Nothin'
4. Tangled Up In Blue
5. Honest With Me
6. Desolation Row
7. Cry A While
8. Make You Feel My Love
9. The Levee's Gonna Break
10. Love Sick
11. Highway 61 Revisited
12. Simple Twist Of Fate
13. Thunder On The Mountain
14. Ballad Of A Thin Man
15. Like A Rolling Stone
16. All Along The Watchtower
17. Blowin' In The Wind

Concierto del sábado 28/4:

1- Leopard-Skin Pill-Box Hat
2- To Ramona
3. Beyond Here Lies Nothin'
4. Tangled Up In Blue
5. Summer Days
6. Not Dark Yet
7. Jolene
8. Ballad Of Hollis Brown
9. A Hard Rain's A-Gonna Fall
10. The Lonesome Death Of Hattie Carroll
11. Highway 61 Revisited
12. Forgetful Heart
13. Thunder On The Mountain
14. Ballad Of A Thin Man
15. Like A Rolling Stone
16. All Along The Watchtower
17. Blowin' In The Wind

Concierto del lunes 30/4

1. Leopard-Skin Pill-Box Hat
2. Man In The Long Black Coat
3. Things Have Changed
4. Tangled Up In Blue
5. Rollin' And Tumblin' (Elmore James cover)
6. Spirit On The Water
7. Summer Days
8. Desolation Row
9. High Water (For Charley Patton)
10. Simple Twist Of Fate
11. Highway 61 Revisited
12. Blind Willie McTell
13. Thunder On The Mountain
14. Ballad Of A Thin Man
15. Like A Rolling Stone
16. All Along The Watchtower
17. Blowin' In The Wind

________________________________________________

Seguinos en Facebook aquí

Seguinos en Twitter aquí

Suscribite a nuestro RSS (feeds) aquí

Visitá nuestra página en YouTube aquí

Visitá nuestro blog Micropsia aquí

Visitá nuestro blog OtrosCines/TV aquí

Visitá nuestro blog Analízame aquí

Enterate de nuestros cursos en OtrosCines/Cursos aquí



 
Martina cinéfila | 30.04.12 - 02:33:51 hs.
Hermoso texto! No sabía que también te dedicabas a la crónica musical, pero se disfruta mucho leerte desde el conocimiento aunque todavía más desde la emoción. Bob, el más grande, sin dudas. Un poeta genial.
 
Diego Batlle | 30.04.12 - 10:45:43 hs.
Gracias Martina por el piropo. Más allá de mi apego por el cine, he escrito bastante sobre música. Incluso hace muchos años (1992-1994, qué viejo estoy), cuando trabajaba en Clarín, hice muchísimas crónicas musicales. Recuerdo que a nadie le interesaba particularmente el blues, y por esos años estaba "de moda", vinieron casi todos los grandes y me mandaban a cubrirlos a todos. Fue un buen ejercicio. De todas maneras, y me perdonarán los críticos musicales, salvo shows como el de Dylan u otros de primerísimo nivel, me resultan un poco superfluas las crónicas de conciertos. Es una sensación personal, nadie tiene por qué compartirla. Saludos
 
Lisa | 30.04.12 - 13:45:26 hs.
fui dos veces, jueves y sábado, y sentí lo mismo que vos expresás muy bien en palabras. El de sábado me pareció mejor todavía: 9 y 10 puntos, ja ja ja ja
 
melomano | 30.04.12 - 23:29:57 hs.
BOB = GOD. Qué bueno fue haberlo visto de nuevo y tan bien!
 
Leandro | 30.04.12 - 23:32:48 hs.
Lo que disfruté el recital del jueves sólo se compara con mi bronca por no haber sacado entradas para alguna de las funciones restantes.

De Dylan ya se ha dicho todo, pero ¡qué banda! Ya en Vélez me habían sorprendido sus músicos, pero en el Rex se lucieron mucho más. Espero que acá tomen nota y se den cuenta que el buen rock se toca con contrabajo. Nunca pensé que una canción como "The Levee's Gonna Break" me iba a dar tantas ganas de bailarla. Impresionante!
 
Mario MVD | 01.05.12 - 01:16:55 hs.
La mejor crónica que he leído acerca de este evento dylaneano en Buenos Aires. No te estoy pasando la mano por la espalda, no te conozco Diego. Espero que agregues el setlist de anoche (30/4). Seguro que han aumentado la cantidad de canciones que toca en esta visita (hasta el sábado fueron 31 temas). Yo (54) viajé desde Montevideo con mi hija menor (24) sólo para ver y escuchar (el sábado) al señor Zimmerman por primera vez en nuetras vidas.
 
emilio | 01.05.12 - 15:10:44 hs.
hey... notable..

yo tambien, a los 57 viaje de montevideo solo para verlo
lo habia visto otras dos veces (la primera en el afortunadamente desaparecido cilindro de montevideo, donde no se escuchó nada, la peor acustica que he presenciado en mi vida, la segunda en el conrad) y esta fue la mejor.
un genio, si cabian dudas.
dos emociones muy fuertes en las ultimas semanas: primero paul mc. cartney en el centenario, luego dylan,
los beatles y dylan fueron madre y padre de todo el rock.
 
Juan Francisco | 02.05.12 - 12:00:01 hs.
Vi a Dylan en Rosario en 2008, lo sigo desde hace unos cuantos años, desde que me dió la cabeza para entenderlo digamos. Tengo 33, y si bien lo escucho mas o menos desde los 20, es obvio que hay temas que me sonaban desde mucho antes. Creo firmemente que hay edades para ir descubriendo cada músico y a Bob si lo escuchás a los 15 no te va a cerrar, con 25 o 30 es distinto. En aquel tiempo lo escuchaba mucho y fue mi primer concierto internacional. El punto es que no me molestó que Bob no diga hola, chau ni mencione Argentina, mi problema fue que parecía estar presenciando un fumador con catarro y no un cantante. Está claro que nadie (o casi nadie) canta como suena un cd, pero lo de Bob fue demasiado, ni mi emoción por estar viendo mi primer artista internacional ni los clásicos que hizo esa noche pudieron contra eso. Y allí primaba en mí el entusiasmo mucho más que la intención de criticar el concierto. La banda impecable, y muchos aspectos coincidían con lo que dice Diego en este texto, pero a Bob (que nunca fue una voz privilegiada ni mucho menos) se lo escuchaba muy mal. Quizás estaba mal ese día, quizás la edad ya no le permite ese trajín que el never ending tour implica. No sé, pero el cantante que vi no me gustó. Me dirán que es un poeta y que importan otras cosas, pero bueee al fin y al cabo es un cantante, no pagas para verlo recitar. Ví a Deep Purple en 2011, y hace 2 semanas a Roger Hodgson de Supertramp, que sí saludaban y decían que éramos un gran público, pero también hacían un show austero y con sus 60 y tantos demostraban una gran calidad en sus voces (Roger sí suena casi como un cd). Es obvio que son señores que en mayor o menor medida son leyendas y que el sólo hecho de estar 2 horas viéndolos en vivo no deja de ser una experiencia increíble. Volvería a ver a Dylan seguro (también soy fan y a veces pierdo la objetividad jaja), y voy a seguir viendo cuanto ícono del rock tenga a mano. Pero cuando lo ví no me gustó, y que no sea demagogo y efectista está bueno pero no lo hace mejor que otros que sí lo son y casi a la misma edad cantan mucho mejor.
saludos y que sigan las notas musicales en la web.
 
Carlos | 09.05.12 - 18:00:09 hs.
Acabo de leer la mejor crítica sobre los shows de Dylan. La verdad que te salio tan sencilla, directa y elegante como la presentación de Bob.
Aplausos para vos tambien entonces! (eso si, no digas gracias ni nada)
 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
 
 
 
Ringo Starr y un show... de los que ya no hay, de Teatro Opera
Bruce Springsteen, ese chamán que embrujó a todos en una ceremonia antológica, de Wrecking Ball Tour en GEBA
Bruce Springsteen en Buenos Aires, 25 años después, de Fecha y lugar: 14/9 en GEBA
Un clásico del gran Georges Méliès, restaurado, coloreado y con música de Air, de Llega un deleite para cinéfilos y melómanos.
Steven Spielberg-John Williams, un dúo que bate todos los récords, de Dos leyendas del cine contemporáneo
Guía de principales shows, de Programación sujeta a cambios.
Un mes a pura música británica, de Sábados de julio, a las 13.30, por I.Sat
Todas las fiestas del mañana, de Dirección: Jonathan Caouette
Agenda de Abril y Mayo
Agenda de Febrero, de Información provista por los propios clubes nocturnos
Agenda de Enero
Agenda de Diciembre
Agenda de Noviembre
Con el sello de Nick Cave
Sinfonía para la locura, de
Albert Pla, de regreso en Buenos Aires
Música para la catástrofe
La nostalgia nunca pasa de moda
El secreto de mi éxito
DJ Tarantino, de Sellos: Warner Music (Inglorious Basterds) y Music Brokers (The Tarantino Experience-Take II)


Nuestros Blogs
Micropsia
Otros Cines TV
Con los ojos abiertos
Otros Cines Peru
Cursos
 
Noticias | 19-10-2014
Festivales: Refugiado, de Diego Lerman, ganó el Premio Especial del Jurado en Chicago
Noticias | 19-10-2014
Rodajes: Almodóvar, Sorrentino y Dolan filmaron cortos en homenaje a los Lumière
Festivales
Otra mirada con saldo muy positivo
Noticias | 18-10-2014
Festivales: Se entregaron los premios de Cine de las Alturas y de CineMigrante
Críticas
El mundo está loco, loco, loco... (y Hollywood aún más)
Noticias | 17-10-2014
Festivales: Anunciaron la programación de Transcinema
Noticias | 17-10-2014
Debates: La FUC y Revista de Cine organizan una serie de charlas con críticos, directores, productores e intelectuales
 
 
 
 
 
 
 
 


 
Home | Criticas | Noticias | Festivales | Columnistas | Próximos Estrenos | Taquilla | Ciclos | Debates | Cine en TV | DVD | Industria
Editorial | Música | Libros | Links | Contacto
RSS Facebook Twiter You Tube Micropsia Otros Cines TV Con los ojos abiertos Otros Cines Peru Cursos
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein